Salón de palabras


Lector, conseguir este libro es traspasar la delgada línea que separa la realidad de la fantasía. Las palabras en él contenidas pueden ser muy convincentes; igual liman asperezas que urden tretas, pueden envolverte en abrazos de ternura, hacerte soñar o reír a carcajadas, por lo que será mejor que te pongas cómodo en tu rincón favorito y lo disfrutes. Te aconsejo que no pierdas de vista ni una página del libro.



lunes, 8 de mayo de 2017

HOY ME LO HAS VUELTO A RECORDAR



Soy muy afortunada. Tu hija, mi madre, sin esperarlo, este año he tenido la suerte de tenerla a mi lado. Con su mirada triste, pero con su corazón latiendo coraje. Y, sin esperarlo (ni tú tampoco), hoy (ha pasado tanto tiempo que parece que fue ayer), te he dejado unas flores en tu lápida. No eran para ti, pero han acabado tuyas (ya sabes que a mí me pasan cosas raras). Me las han puesto en las manos, oliendo a nada, pero con un aroma penetrante a recuerdo y he ido a dejarlas en esa piedra caldeada siempre (por fuera), por un sol que se empeña en abrasar tu nombre, y al crucifijo.

Me has visto salir de casa, con tu asombro de siempre, y me has seguido como haces también siempre. Acercarme y acercarnos dando vueltas entre sepulturas, coger agua y llenar tu jarrón pintado, y tus huesos se han resentido de esa postura quieta, entumecida, cuando te he dejado flores frescas en un día que, como hoy, te has sentido más madre que nunca, porque ibas pegada a mí, como esas madres que pareciera que tienen alas en las manos y las despliegan para que ni el aire roce a su niña. Siempre te pones tan junto a mí que a veces hasta trastabillo con tu sombra (es lo que tiene no morirse nunca en el corazón). Pero, una vez más, me lo has dejado muy claro… ¿Guapa mía, por qué vienes y me traes hasta aquí, encima con el calor que hace hoy, si de sobras sabes que no estoy ahí dentro? Pero, te entiendo, tienes tantas cosas en la cabeza que de vez en cuando se te olvidan las cosas que te digo… Anda, vamos a la casa que hoy es domingo y tu madre, mi hija, está esperando a que vayamos a algún lugar a comer… Por cierto, me gustan mucho las zapatillas que le has comprado de la tienda de tu amiga Isabelica, parecen zapaticos… Yo ya no puedo usarlos, pero es una ventaja, porque yo ahora, que cada vez tengo más años, en vez de andar, vuelo.

Siempre fue ( y lo es) más madre que abuela.

lunes, 24 de abril de 2017

GLORIA FUERTES



Hoy he estado con los niños y niñas de los colegios en un programa de Radio en la Casa de la Cultura con los actos organizados con motivo del Día del Libro. Gloria Fuertes ha sido la homenajeada y yo encantada de ser entrevistada por pequeños tan grandes. Pareciera que han nacido con un micrófono y un poema bajo el brazo. Han recitado poemas que sabían a gloria y el desparpajo demostrado es el referente de que los niños siguen siendo la esperanza del futuro, que la lectura es tan necesaria como fructífera y, a preguntas de qué libro les recomendaría, como no podía ser de otra forma, he elegido a Gloria Fuertes y, como los niños iban acompañados de adultos, "Me crece la barba", debería ser el libro de cabecera que unos y otros deberíamos tener para que los sueños en la almohada nos ayudaran a entender a una mujer que no siempre fue entendida , que en cada poema contaba una historia y que, como acabo de llamar a mi poema enviado a Playa de Ákaba, "Cien años no es nada" para la antología que llevará su nombre, quizá nos falten otros cien años para comprender a la mujer que se escondía en esa apariencia andrógina y que fue diana para la incomprensión y burla en este país, de aquellos tiempos. Pero la muerte es lo que tiene, que a veces, sólo a veces, hace buenos a los mejores.

sábado, 1 de abril de 2017

Con Virginia Wolf en El Egido

Llegar al Ejido (Almería) y presentar antología para rendir homenaje a Virginia Wolf.  Mi relato "Una Mujer de Vida Alegre". Fue un fin de semana mágico, porque los libros siempre nos llevan y traen por donde a veces no podemos ni pisar.







domingo, 5 de febrero de 2017

ENCUENTRO EN EL CENTRO DE MAYORES


La tarde fue literaria y gratificante. El Club de Lectura del Centro de Mayores de Tobarra, que acaban de leer mi libro «La Voz de los Días», ha querido que tuviéramos un encuentro para compartir impresiones y poder hacerme preguntas sobre la vida de los personajes, sus sueños, miedos, esperanzas... Me han dicho que se han identificado con algunas historias y, como hemos disfrutado, escritora y lectoras, me han propuesto volver con ellas otro día. Yo, encantada...

Dicen que el libro fresco y ameno, a veces profundo (por eso de la prosa poética), pero que les ha gustado mucho. Me han pedido releer, juntas, para saborear mejor las texturas, degustar más los sabores, sentir, captar... Llegar al interior de los renglones... Así que les he puesto tarea. Divertirse con "Sexo gratis", pasear por "Las calles del Amor" y entender la vida de "Él"...

Volveré y volveremos con "La Voz de los Días". 
Gracias chicas.




viernes, 6 de enero de 2017

ESCRITORA SUBTERRÁNEA (también)



Enero llega lleno de palabras y sueños cumplidos. Algunos se gestan nuevos y otros aún no se han escrito. Pero lo importante es contarlo, en esta ocasión desde una Playa que se dibuja de arena que no Akaba, porque comenzamos el año como lo acabamos: d-escribiendo ilusiones. Soy de nuevo Libro y también Agenda. Me ha tocado julio, aunque soy de agosto y cosecha. Y la gata Venus, mi más fiel seguidora.

Me gustan las antologías porque un relato tuyo forma parte de una miríada de palabras de otros e historias múltiples que nos aúnan en una ilusión compartida: Contar.
En esta ocasión, el reto era hablar de Madrid y Barcelona. Contar desde Tainted Love, un amor, de los tantos amores que nos conforman, corrompido y absurdo. La canción, originariamente escrita por Ed Cobb, del grupo The Four Preps, grabada en 1964 por Gloria Jones, pero versionada en 2002 por Marilyn Manson, es la que he escogido para recrear la historia de Elisa (relato reescrito a partir de "Aquella Navidad", incluido en mi primer libro de relatos "La Voz de los Días".

Si no pasa nada, Barcelona será mi próxima parada para la presentación de este nuevo libro que, como escritora subterránea, forma parte de una Generación Subway y se ilusiona cada vez que tiene ante sí un reto nuevo: Escribir, escribir y escribir...pasando por leer a aquellos otros escritores noveles o consagrados por la Literatura que, como no podía ser de otra forma, alimentan mis ansias de aprender leyendo.


El 2017 comienza bien. Que así continúe y yo pueda seguir siendo "La Voz de los Días"... (Busco título para otras voces).

martes, 6 de diciembre de 2016

DES-IGUALES ANTE LA LEY



En voces menudas, la igualdad es real. En las adultas, un derecho constitucional que no se respeta, completamente (Artº 14)

María y Rafa, lo hicieron cuento...

MARÍA: ¿Sabes, Rafa? Yo de mayor quiero ser Bombera.

RAFA: ¡Vaya, que chulo! Yo de mayor quiero ser… No sé, aún no lo tengo claro… Pero dice mamá que podré elegir estudiar lo que yo quiera.

MARÍA. El otro día un niño me dijo que yo no podría ser bombera. Que eso era cosa de hombres. ¡Anda ya, le dije¡ ¿Estás tonto o qué te pasa?... Yo de mayor seré lo que quiera.

RAFA: Yo no pienso jugar al fútbol en mi vida. Qué tontería ir de acá para allá, corriendo detrás de un balón. Prefiero ser bombero yo también…Y así podríamos rescatar juntos gatos de los árboles…

MARIA: Pues ya sabes, Rafa. Podemos ser iguales. Ni tú solo jugar con el balón, por ser niño, ni yo con las muñecas, por ser niña… ¡Los mayores deciden cosas muy raras para nosotros, la verdad…!

RAFA: Sí, María. Esta noche le decimos a mamá que yo quiero estudiar lo que tú estudies. Pero también quiero que me dejes jugar contigo. Me encanta tu estuche de peluquera…


lunes, 5 de diciembre de 2016

CONTRA EL MALTRATO: EDUCACIÓN EN IGUALDAD (y un nuevo destino)


NUEVO DESTINO 
Es la continuación del relato leído el año pasado HAY SALIDA, que, escrito para colaborar con el día contra la violencia de género, forma parte del libro solidario “No me silencies, escúchame”. Presentada la antología de relato breve y poesía el pasado 25 de noviembre en la Universidad Carlos III de Madrid, cuando hice una breve reseña del mismo, fue con la convicción de que hay que luchar, sin tregua, para que el maltrato deje de ser una lacra que arrebata la vida y el monstruo no siga alimentándose de muerte.

La mujer de ese relato tiene fuerza y decisión, antes de que sea tarde, para tomar una salida que la aleje del maltrato. Sabe que tiene que desplegar las alas, volar, pero para remontar el vuelo debe soltar lastre. En el andén, con las maletas y dos niños que ríen, ve llegar el tren a la estación abarrotada  de destinos. Acostumbrada a la vida monótona de moratones en la piel que maquillaba de verano y ocultaba de lana en los inviernos, tiene ante sí un mundo nuevo. Cuando tuvo que dejar su hogar, antes de que la orden de alejamiento finalizara, se llevó con ella la Esperanza que tanto tiempo tuvo guardada detrás de la puerta, pero también se llevó consigo una promesa: Dedicaría su vida a educar a sus hijos en  IGUALDAD.
Ella, una mujer que contiene todos los nombres, porque puede llamarse como cualquier víctima.
………………………

Yo, vuelvo a poner Voz a los Días. La oportunidad le da de nuevo la mano a la Palabra. La Literatura abre un abanico de oportunidades para llegar a todos los rincones; a los miedos, para dejarlos ir,  a tocar conciencias, a hacernos reflexionar sobre lo que deberíamos hacer y lo que conviene evitar. La educación, desde el principio, comienza con la Palabra que es voz, es enseñanza y debe ser respeto,  y es la primera regla que todos debemos aplicar para aprender a vivir como IGUALES sin darle oportunidad a las diferencias que conllevan al Odio que domina a la Libertad, haciéndola rehén para acabar llenando sepulturas.

A partir de creer que se puede encontrar una salida,  desde la oportunidad de ser libre para pensar, para actuar, para decidir, vengo pertrechada de algo más que de un relato literario. Vengo a decir, con la libertad bien entendida,  que quiero tocar conciencias. Y me lo permito, aunque no soy autoridad en nada, ni tengo más escaño que este atril donde tanto he narrado vidas en prosa y cotidianidad. Pero donde la fuerza que  me autoriza es, repito, la Palabra, aunque a veces duela, y desde ella, aportar mi granito de arena para llegar al corazón de las personas. Porque las Palabras, dependiendo del trato que se les dé, pueden ser de lo más convincentes. Igual liman asperezas que urden tretas para, una vez organizadas, ganar batallas o perder una guerra…
Y yo, como todos los que aquí estamos, quiero ganar la batalla al maltrato. Traigo un papel y un lapicero para luchar. Letras que unidas se escriben de IGUALDAD. Hay quién boicotea a las palabras. Quién se cree libre y es carcelero de sus ideas y no deja que otras ideas ni palabras, vuelen libres. Eso es vivir en pie de Guerra.

………………………..

Ella, la mujer que cierra la puerta llevándose consigo la esperanza que tanto tiempo tuvo guardada detrás de la puerta, llega, con sus hijos, a la ciudad nueva. No se esconde. Sólo se enfrenta a otra vida distinta, pero a la que dedicará toda su energía en mantenerla viva. No debe olvidarse de las expectativas que han viajado con ella. Ni de las pesadillas que tanto tiempo le quitaron el sueño, porque eso le facilitará sueños nuevos. Ha llegado hasta su nuevo destino con el propósito de ayudar a quienes, menos afortunadas que ella, temen no encontrar la salida.  No será fácil. Ha visto mujeres anuladas que ni siquiera pueden poner la cafetera y a muchas mirar con ojos de miedo las esquinas de todas las calles. Pero también ha visto emocionarse a hombres cuando describen sus días. Cuando cuentan que se les rompió la vida y no saben cómo pegar los trozos, y han recibido, también, una patada en su autoestima. Ha estado en una espiral de odio y silencios impuestos a golpe y ofensa, entre mujeres y hombres que fueron niños a los que se les comenzaron cayendo los ídolos que eran sus padres. Encerrados en su cuarto sin más caricia que la almohada apretada a la cabeza, para no ser desgarrados por los gritos. Queriendo simplemente dormir para que, al despertar, la tristeza sólo hubiera sido un mal sueño.
Difícil tarea la que se ha impuesto. Porque, ¿cómo poder determinar quién, cuando y por qué comenzó todo esto que nos hace analizar y repudiar una estadística macabra?
Pero Ella cree que la Esperanza siempre puede con todo. Mira a sus hijos. Un niño y una niña pequeños aún para entender todas las cosas. Pero cree que es la mejor edad (la de la inocencia), para educarles en RESPETO E IGUALDAD, hacia todo, a todos.
Deben crecer sin estigmas sociales, familiares, políticos ni religiosos… Para que ni un solo miedo se cuele por los entresijos de una puerta cerrada sin esperanza.  Fuera, de su educación, todo aquello que suponga miedo y coacción. La Literatura, ya se sabe, es un vehículo para transportar mensajes. La Palabra la mejor herramienta para labrar futuros. Leer para aprender. Aprender para evitar que otro se arrogue la potestad de imponer silencios.
Se afanará en erradicar el estereotipo arraigado por siglos de que la mujer es débil y el hombre tiene la fuerza. De que las niñas deben hacer la cama y arreglarles el cuarto  a sus hermanos, mientras ellos le dan patadas a un balón. Evitará que su hijo piense que su hermana es la que debe someterse a sus caprichos de chicarrón que perdería su condición de machote, si se planchara sus camisas. De que Barbie siempre sería quién aprendiera a hacerle comiditas a Kent y lavar sus calzoncillos.

Debe hacer que la Palabra sea grabada con cincel y martillo para ser respetada. Porque  la violencia que arrebata vidas, no es hombre o es mujer: Es Muerte.

En los cuartos de sus niños penden palabras: QUE NADA NI NADIE TE HAGA SENTIR DIFERENTE. LUCHA PORQUE ALGO CAMBIE PARA QUE NADA SIGA IGUAL.

Se da cuenta que es una luchadora. Que no se considera Víctima de Género. De que HAY SALIDA y las puertas están abiertas. Y si alguna debe quedar cerrada que nunca sea de una patada.
Mira a los niños. Los escucha hablar sobre qué quieren ser de mayores. Está segura de que conseguirá la mejor Educación para ellos…

Porque como dijo Pitágoras: “ EDUCAR A LOS NIÑOS Y NO TENDRÉIS QUE CASTIGAR A LOS HOMBRES.




III Gala Contra la Violencia de Género. 04 de diciembre. 
http://lavozdelosdias.blogspot.com.es/2016/12/hay-salida-relato-incluido-en-la.html