Salón de palabras


Lector, conseguir este libro es traspasar la delgada línea que separa la realidad de la fantasía. Las palabras en él contenidas pueden ser muy convincentes; igual liman asperezas que urden tretas, pueden envolverte en abrazos de ternura, hacerte soñar o reír a carcajadas, por lo que será mejor que te pongas cómodo en tu rincón favorito y lo disfrutes. Te aconsejo que no pierdas de vista ni una página del libro.



lunes, 24 de abril de 2017

GLORIA FUERTES



Hoy he estado con los niños y niñas de los colegios en un programa de Radio en la Casa de la Cultura con los actos organizados con motivo del Día del Libro. Gloria Fuertes ha sido la homenajeada y yo encantada de ser entrevistada por pequeños tan grandes. Pareciera que han nacido con un micrófono y un poema bajo el brazo. Han recitado poemas que sabían a gloria y el desparpajo demostrado es el referente de que los niños siguen siendo la esperanza del futuro, que la lectura es tan necesaria como fructífera y, a preguntas de qué libro les recomendaría, como no podía ser de otra forma, he elegido a Gloria Fuertes y, como los niños iban acompañados de adultos, "Me crece la barba", debería ser el libro de cabecera que unos y otros deberíamos tener para que los sueños en la almohada nos ayudaran a entender a una mujer que no siempre fue entendida , que en cada poema contaba una historia y que, como acabo de llamar a mi poema enviado a Playa de Ákaba, "Cien años no es nada" para la antología que llevará su nombre, quizá nos falten otros cien años para comprender a la mujer que se escondía en esa apariencia andrógina y que fue diana para la incomprensión y burla en este país, de aquellos tiempos. Pero la muerte es lo que tiene, que a veces, sólo a veces, hace buenos a los mejores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario