Salón de palabras


Lector, conseguir este libro es traspasar la delgada línea que separa la realidad de la fantasía. Las palabras en él contenidas pueden ser muy convincentes; igual liman asperezas que urden tretas, pueden envolverte en abrazos de ternura, hacerte soñar o reír a carcajadas, por lo que será mejor que te pongas cómodo en tu rincón favorito y lo disfrutes. Te aconsejo que no pierdas de vista ni una página del libro.



jueves, 4 de junio de 2015

SIEMBRA DE LIBROS


La Voz de los Días será sembrado...¿Siembras tú el tuyo?


Hay ideas que una quisiera haber tenido. Parirlas como se expulsa el deseo y que sean el nexo de unión en cualquier parte, de las vidas que cada quién sueñe. Por eso me hago eco y lo llevo a mi mundo maravilloso de contar la vida, la cotidiana y la que se espera conseguir para cuando al ser humano no le queda más camino que seguir soñando, junto a las arrugas de la piel y la acumulación de años en el recuerdo, de esa idea tan maravillosa como es la de SEMBRAR LIBROS: Me sumo al Club de los Libros Perdidos. Con ese grupo me alejan distancias kilométricas, pero nos acerca el espacio tan corto que media en la velocidad que se imprime con los pensamientos para unirme a su iniciativa para el próximo día 21 de junio y llegar allá donde se quiera, desde la imaginación y la palabra. Una idea que se generó para que la calle, el transporte público, un centro médico o cualquier bar de aquella esquina sea el receptor de un libro que, lejos de quedar abandonado, sea el regalo para quién lo encuentre, disfrute y pueda, después de una vez leído, elegir el lugar donde apoyarlo para que otros ojos, nuevas manos y mentes dispuestas, lo lleven hacia otro destino. Y así, en la rueda de la vida, en la noria de los acontecimientos, se puedan recoger los frutos de una hermosa siembra, porque la palabra, la mejor palabra es vital para el entendimiento y, sobre todo, el poder compartirla desde la enseñanza que procura ya desde el entretenimiento.

Por eso, dejo abierta esta contribución a compartir Literatura a quién quiera sumarse a ella. Cuanto más seamos mejor. Hay personas que incluso tiran los libros. Para mí es un crimen organizado contra la palabra y el maravilloso mundo que procuran las vidas escritas. Por eso, qué mejor idea que el próximo 21 de junio, por el pueblo, en el lugar que cada quién elija, sembremos libros. Los dejaremos en el rincón que quién colabore prefiera y haremos un llamado general para salir en busca del mismo, como una ruta de ocio y cultura. Salir a caminar con las zapatillas y el ánimo dispuestos, buscar bajo las farolas, sobre los bancos de la calle o las siembras del Parque, de este parque tobarreño en el que se note, sobremanera, que es el de Las Culturas.

Voy a preparar más y mejor la siembra y volveré con la espuerta llena para esparcir las semillas y,en su día, recoger los frutos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario