Salón de palabras


Lector, conseguir este libro es traspasar la delgada línea que separa la realidad de la fantasía. Las palabras en él contenidas pueden ser muy convincentes; igual liman asperezas que urden tretas, pueden envolverte en abrazos de ternura, hacerte soñar o reír a carcajadas, por lo que será mejor que te pongas cómodo en tu rincón favorito y lo disfrutes. Te aconsejo que no pierdas de vista ni una página del libro.



martes, 21 de junio de 2016

En el 25 Maratón de Cuentos de Guadalajara


Llegar a Guadalajara y vivir sus calles.


Narrar cuando las calles aún no están puestas.



Con mi credencial de cuentista.



La primera vez que narré sin que una página me acompañara. (Hice lo que pude) En 46 horas ininterrumpidas de cuentos, aunque el sueño te atrape, la ilusión está despierta. Ha sido un placer estar ahí. 


Algunas imágenes del 25 Maratón de Cuentos de Guadalajara. Llegar al Palacio del Infantado el sábado y entrar en la magia de la ciudad. Los sueños sueltos, las calles repletas. Yo, en el Zaguán, temprano, allí donde narró la madrugada, pero no por ello menos mágico. Quizá otro año pise el escenario grande, quizá prefiera el pequeño, porque para la Palabra y los Sueños no importa el espacio. Narré "La Fuerza de las Palabras" y las llamé cuento-historia de realidad y fantasía. Porque es así como lo creé aquél verano, como lo viví, como lo soñé; como lo cuento. Eran esas las palabras y no otras, las que quise llevarme. No son nuevas, pero tampoco son las mismas… (La excesiva luz del escenario no enseña mi cara, pero mi voz siempre es la misma), saldrán de mi boca como salieron de mi imaginación… Libres y mías. Por eso las regalo… Y esta vez, las traviesas Palabras se hicieron Guadalajara en sus calles, sus gentes, sus sueños...



Aquí estoy, a esa hora temprana en que me tocó contar lo que quisiera. Mi nombre ya es Guadalajara y cuentos.


Esta fotografía me encanta. Demuestra como los cuentos siguen despiertos en la madrugada (aunque alguna organizadora se rinde) y las cuentistas se tapan con mantas de junio. Fueron tres días de cuento. Si la fuerza me acompaña, volveré...

2 comentarios:

  1. ¡¡¡OOOLE!!! ¡¡¡OOOOOLE!!! Y ¡¡¡OOOOOLÉEEEEEEE!!!
    ¡¡¡ENHORABUEEEENAAA, BOMBÓOOOOON!!!
    ¡¡¡ERES LA RRRRREPEEEERAAAA!!!

    ABRAZOTES,

    Lola.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Lola. Un placer y un apoyo siempre tus palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar