Salón de palabras


Lector, conseguir este libro es traspasar la delgada línea que separa la realidad de la fantasía. Las palabras en él contenidas pueden ser muy convincentes; igual liman asperezas que urden tretas, pueden envolverte en abrazos de ternura, hacerte soñar o reír a carcajadas, por lo que será mejor que te pongas cómodo en tu rincón favorito y lo disfrutes. Te aconsejo que no pierdas de vista ni una página del libro.



jueves, 18 de junio de 2015

MAÑANA SEMBRAMOS




http://www.radiotobarra.com/v2/programacion/tobarra-a-la-una/ 18/06/2015





Igual me repito, pero es que estamos como niños con zapatos nuevos.


Se trata de dejar un libro propio, ya leído, en un espacio público… en el mostrador de la farmacia; en el parque; en el bar de tu esquina; en el bus o en un banco de tu calle… OLVÍDALO en una butaca de la sala del cine (cuando vayas) o entre las bragas/calzoncillos en el mercadillo semanal… LIBÉRALO en el comedor de tu Instituto; en un banco de la plaza de la iglesia o en la terraza de un bar recién abierta; en la frutería o en la oficina de tu Banco… “Es de quien lo encuentre, pero al finalizar su lectura deberá volver a ser liberado para que otras personas lo gocen y deberán dejar dicho fecha y lugar de la liberación para saber por dónde ha viajado... ¡Empezamos en Tobarra!

1 comentario:

  1. La Voz de los Días

    Hoy día veinte de Junio en mi pueblo natal de la Mancha
    han sembrado de Cultura todas las calles de Tobarra.
    De forma amable y consecuente se han unido en cadena
    simiente de -siemprevivas- perfume de palabras y poemas.

    Allí estaba aportando su creatividad
    la experimentada “Voz de los Días”

    Aseguran que salió del bulevar hacia los Caños
    giró por la Calle Mayor y se adentró en las calles Altas.
    Unos cuentan que lo vieron por San Antón…
    otros dicen que por la calle de la Parra.
    Probablemente llegó a San Roque el Viejo
    o quizás incluso a la misma Granja.

    Lo cierto es que “La Voz de los días”
    permanece recorriendo los rincones de Tobarra
    por sus baldosas y callejuelas
    duerme la magia de las palabras.

    Pilar Contreras Moreno


    ResponderEliminar