Salón de palabras


Lector, conseguir este libro es traspasar la delgada línea que separa la realidad de la fantasía. Las palabras en él contenidas pueden ser muy convincentes; igual liman asperezas que urden tretas, pueden envolverte en abrazos de ternura, hacerte soñar o reír a carcajadas, por lo que será mejor que te pongas cómodo en tu rincón favorito y lo disfrutes. Te aconsejo que no pierdas de vista ni una página del libro.



domingo, 2 de noviembre de 2014

PRESENTE



A todos los que aún permanecen cerca, pese a la distancia que abre la Muerte. Y, especialmente, a la eterna Manuela.


Caminando por las calles encaladas de noche.
En las amanecidas de escarcha.
En los colores de la tarde poblados de recuerdos.
En los días deshojados de años repetidos.
En el corazón que se olvida de olvidarse... 

No has dejado en mí olvido pintado en el negro de tu 
ausencia
Ayer fuí a llevarte flores, porque te gustaban. 
Pero volviste a casa conmigo. 
Nunca te gustó el Camposanto

2 comentarios:

  1. La esencia de los que se marcharón un día, permanece cobijada en nuestros recuerdos.
    Es bonito pensar que pueden regresar contigo, cerrar los ojos y poder sentir de nuevo su energia.
    Feliz semana, un abrazo.
    Pilar

    ResponderEliminar