Salón de palabras


Lector, conseguir este libro es traspasar la delgada línea que separa la realidad de la fantasía. Las palabras en él contenidas pueden ser muy convincentes; igual liman asperezas que urden tretas, pueden envolverte en abrazos de ternura, hacerte soñar o reír a carcajadas, por lo que será mejor que te pongas cómodo en tu rincón favorito y lo disfrutes. Te aconsejo que no pierdas de vista ni una página del libro.



domingo, 31 de agosto de 2014

31 DE AGOSTO


Regalo que me ha hecho Google en su página.
Lo dejo aquí, para que quién quiera se sirva un poco de pastel.

Mi madre, desde la inexperiencia, remolineaba en la cama con sábanas oliendo a sangre nueva. El embozo recogía entre las puntillas el aroma tibio de su juventud; mientras los dolores del parto se iban perdiendo al mismo tiempo que el llanto comunicaba a las paredes que serían testigos en la madrugada, calurosa y dulce, de la entrega,  el último día de agosto, de mi diminuta vida recién parida.

—Cómo pasa el tiempo, dice la abuela fotografiada en sepia con el pelo adornado de estrellas, a mi madre que fue parida por ella otro 31 de agosto (por esas cosas misteriosas que suceden en la vida). —Parece que fue ayer, guapa mía, cuando te pusieron en mis brazos y tú solo tenías un minuto.  —Le oigo ahora decirme a mí, desde el retrato mortecino de la ausencia.

Sí, como pasa el tiempo. Tanto, que no sé los minutos que ya tengo. Pero sí sé por muchos más años que cumpliera, que no quiero que se pierda nunca la niña que en mí queda. 

4 comentarios:

  1. ¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!!… Y QUE CUMPLAS MUCHÍIIIISIMOS MÁS… Y QUE SEAS FELIZ SIEMPRE… Y SIGAS HACIENDO FELICES A TODAS AQUELLAS PERSONAS Y ANIMALITOS DE CUATRO PATAS QUE TE QUIEREN… Y QUE SIGAS ESCRIBIENDO COMO LO HACES…

    UN ABRAZO MUY FUERTE.

    Lola.

    ResponderEliminar
  2. Creo que permaneces siendo la niña ingenua y coqueta de antaño, lo demuestran la dulzura y la alegría de tús letras.
    Me encanta!!! el pelo "adornado de estrellas"...
    Abrazos de caramelo.

    ResponderEliminar
  3. Querida Lola. Gracias. Eso espero, llegar hasta los 90 lúcidos años para que me de tiempo a contar muchas historias. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  4. Pilar, gracias. Me encanta que te guste, porque ser poeta de altura como tú y pasear por mi prosa es un honor.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar